Sodexo desvela las tendencias que están transformando el mundo universitario

20 marzo 2019

Sodexo, líder mundial en servicios de calidad de vida, presenta el estudio Tendencias Universitarias Sodexo 2018: cinco tendencias que están transformando la vida y el campus universitario. Aprovechando el conocimiento de numerosos expertos en educación superior el informe muestra tendencias clave que impactarán en la vida de los estudiantes y aborda cómo las universidades pueden y deben responder a los nuevos retos.

Sodexo desvela las tendencias que están transformando el mundo universitario

 

Las tendencias que Sodexo recoge en su informe muestran la hoja de ruta para la evolución de las universidades como lugares de aprendizaje y desarrollo profesional, identificando los factores fundamentales que impulsan la calidad de vida de los estudiantes y que están impulsando los rápidos cambios que estamos viviendo en las expectativas y los comportamientos de los estudiantes universitarios.

“Hoy los cambios son trepidantes miremos donde miremos, y el mundo universitario lo vive en todas las esferas. Ahora más que nunca, el cambio tecnológico, económico y sociocultural está transformando la forma en que los estudiantes aprenden y se desarrollan en un momento crítico para el futuro de sus vidas, no solo laboral sino también personal. Ante esta realidad, nos corresponde a todas las entidades relacionadas con la universidad –no solo las instituciones, sino también las Administraciones Públicas, las familias y todos los que colaboramos con la comunidad educativa– trabajar juntos para apoyar a los estudiantes y contribuir a que logren lo mejor de sí mismos, afirma Carina Cabezas, presidenta de Sodexo Iberia

 

via GIPHY

El estudio de este año se centra en cinco temas interrelacionados, con un enfoque especial en qué deben hacer las universidades para conectar con la nueva generación de estudiantes. Las tendencias que destaca el informe son las siguientes:

  • Ir más allá de lo académico: las transformaciones económicas, políticas, sociales, digitales, culturales y medioambientales están haciendo evolucionar el mercado laboral, generando nuevos retos y más presión sobre los estudiantes universitarios. No olvidemos que un 45 % de los estudiantes del estudio asegura haber experimentado estrés durante el último año. Por eso hoy día preparar estudiantes supone ir más allá de la formación académica, para incorporar iniciativas extracurriculares y de desarrollo personal que les ayuden a  afrontar los retos que trae el futuro.
  • Conectar con estudiantes de primera generación: el aumento de la renta a nivel global ha dado lugar a una nueva generación de estudiantes que son los primeros en su familia en acceder a educación superior. Actualmente este grupo supone el 20 % del total de estudiantes a nivel global y está en crecimiento, por lo que las universidades están trabajando para atender sus necesidades. En España esta realidad va de la mano de la incorporación de las primeras generaciones de hijos de emigrantes a las universidades españolas.
  • Mejorar la experiencia del estudiante mediante las tecnologías digitales: los universitarios actuales son nativos digitales, por lo que esperan poder contar con las tecnologías en todos los procesos administrativos, así como en sus estudios y después de la graduación. Según las estimaciones de los expertos participantes en el estudio, en los próximos 20 años la cifra de universitarios nativos digitales será de más de mil millones, por lo que es imprescindible adaptar los entornos educativos a esta nueva realidad.
  • Universidades en evolución: el crecimiento global de la población estudiantil, el acceso a la tecnología y la movilidad de los estudiantes están cambiando la forma en la que se vive dentro de los campus. De hecho, el 83 % de los estudiantes opina que un ambiente amigable y un entorno acogedor es más importante que la propia reputación de la universidad a la hora de escoger centro, por lo que las universidades se están esforzando por potenciar los espacios de colaboración y las actividades que faciliten conectar a los estudiantes entre sí.
  • Aprendizaje a lo largo de toda la vida: a medida que la tecnología cambia los entornos de trabajo, la formación ya no responde al modelo tradicional, en el que se concentraba en una única etapa de la vida, sino que ahora se extiende a una audiencia más amplia, que incluye a adultos que quieren mantener sus conocimientos actualizados. Ya en 2015, más de un tercio de los estudiantes matriculados –el 39,8 %– eran mayores de 30 años.  Las universidades están explorando cómo conectar con ellos y ser capaces de proporcionar formación a estudiantes a distancia, trabajadores en activo y adultos que vuelven a la universidad.

> Consulte aquí el informe completo

Volver al listado