Una buena alimentación, el ingrediente clave para el bienestar profesional.

La comida aporta energía y procura que cuerpo y mente funcionen al 100 %. Algo clave en los lugres de trabajo. ¿Cuidas la alimentación de tu plantilla?

¿Somos realmente lo que comemos? Puede que no de forma literal, pero la comida sí que tiene un papel fundamental a la hora de definir nuestro desempeño y actitud. Una correcta alimentación nos aporta energía y procura que nuestro cuerpo y nuestra mente funcionen al 100 %. Algo clave en los lugres de trabajo. Si quieres que tus empleados se sientan llenos de energía, motivados, y productivos, querrás que consuman una dieta nutritiva y equilibrada que les proporcione lo que necesitan para tener éxito.

La influencia de la una buena alimentación en la salud de las personas

Los menús saludables y equilibrados aportan grandes beneficios en el ámbito laboral. En resumidas cuentas, podemos decir que mejora la salud y por lo tanto se reduce el absentismo. Además, también afecta al rendimiento puesto que disfrutar de una dieta sana y completa aumenta la productividad y la concentración de los trabajadores.

“Una correcta alimentación nos aporta energía y procura que nuestro cuerpo y nuestra mente funcionen al 100 %”

Prevención de enfermedades:

Nuestra salud está relacionada directamente por nuestra alimentación. Tanto es así que enfermedades como la diabetes de tipo 2, los problemas cardiovasculares y algunas muertes por cáncer podrían evitarse con un estilo de vida saludable, buena alimentación, deshabituación tabáquica y la práctica correcta de ejercicio físico. 

Así lo afirma este artículo publicado es Elsevier, donde también señalan que un menú equilibrado refuerza el sistema inmunológico. Una dieta variada, equilibrada y saludable, así como un consumo de probióticos de forma regular contribuyen a un buen funcionamiento de las defensas.

Más energía:

Los alimentos nos proporcionan la energía necesaria para mantener nuestra actividad diaria. Las vitaminas y los nutrientes que se obtienen de una dieta saludable son esenciales para que cualquier persona pueda abarcar todas las tareas de nuestro día a día. La falta de estos nutrientes esenciales puede causar problemas graves, como mareos, fatiga extrema e incluso problemas para conciliar el sueño.

Corazón más sano:

Una dieta y un estilo de vida saludables son las mejores armas para luchar contra las enfermedades cardiovasculares. Los problemas más frecuentes relacionados con una mala alimentación son la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, la trombosis arterial y la aterosclerosis obliterante.

La influencia de la dieta en el desarrollo de estas enfermedades es motivada a que los malos hábitos alimenticios conllevan a un aumento del colesterol malo, que afecta el funcionamiento cardiovascular y sanguíneo.

Plato con forma de corazón con frutas

Mejora del funcionamiento cerebral

Decía Virginia Woolf que uno no podía pensar bien, amar bien, dormir bien, si no había cenado bien. Podemos mejorar la salud y las funciones del cerebro a través de la alimentación. La principal energía que necesita el cerebro para funcionar es la glucosa que proviene de comer alimentos ricos en carbohidratos, como cereales, legumbres, frutas y vegetales, así como productos lácteos. Pero, además, necesita otros nutrientes esenciales: vitaminas, minerales, ácidos grasos, proteínas…

¿Qué podemos lograr mediante una buena alimentación? Mejorar nuestro estado de ánimo, adquirir agilidad mental y aumentará nuestra capacidad de concentración y nuestra memoria. Características que, seguro, nos harán más eficientes en cualquier faceta de nuestra vida, incluida la laboral.

Consecuencias de una alimentación saludable en el bienestar de los empleados

Empleados más saludables: Los empleados que comen bien son generalmente personas más sanas en general. Un aspecto directamente relacionado con el absentismo del trabajo vinculado a problemas de salud.

Empleados productivos: Una abuena alimentación aporta la energía necesaria para poder alcanzar los objetivos que nos proponemos en nuestro día a día. Una correcta ingesta de alimentos puede aumentar la productividad de alguien en un 20 % según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Mejor humor: Cuando nos sentimos bien por dentro, se nota por fuera. Además, la oportunidad de disfrutar de un menú delicioso a la par que saludable nos permite disfrutar de una experiencia gastronómica de calidad en nuestro lugar de trabajo.

Aumenta la retención del mejor talento: Atraer y retener a los mejores talentos es un desafío para todas las empresas. Al promover activamente la buena salud entre los trabajadores y crear un ambiente de trabajo positivo, la satisfacción y el compromiso de los empleamos aumenta disminuyendo a su vez los índices de rotación. Las personas tienden a querer quedarse allí donde se sienten cuidados.

“Una correcta ingesta de alimentos puede aumentar la productividad de alguien en un 20 % según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).”

Personas en una cafetería

¿Qué pueden hacer las organizaciones?

Muchas empresas confían su servicio de restauración a un proveedor externo. Una decisión que les ayuda a optimizar costes y recursos. Sin embargo, ¿dejarías en manos de cualquier algo tan importante como la alimentación de tu plantilla?

Si queremos que los empleados disfruten de menús de calidad y buena salud, conviene comprobar que se trata de un modelo de restauración sostenible que se compromete a generar un impacto positivo en el día a día de las personas, la organización, la sociedad y el planeta.

Eso es precisamente lo que ofrece Sodexo Ingreen, alimentación saludable sin perjudicar el entorno ni agotar los recursos del medio ambiente. Este modelo funciona con una visión holística y circular, capaz de identificar las áreas fundamentales de actuación y establecer la hoja de ruta a futuro con el fin de minimizar la huella empresarial y potenciar la salud y el bienestar de los comensales y su entorno.

El compromiso de Sodexo Ingreen abarca desde ofrecer una dieta saludable, con alimentos de calidad, bajos en grasa y libres de aditivos, hasta dar una respuesta personalizada a las necesidades y preferencias de cada comensal, con menús para veganos, celiacos, diabéticos, etc.

Busca un impacto positivo y sostenible en toda la cadena de valor, no solo en los platos finales. Sodexo Ingreen entiende que la salud de las personas también depende de un entorno saludable. Por eso prioriza alimentos de temporada y de proximidad, formas de cultivo sostenibles y recetas de bajo impacto en huella de carbono.

Mantener una buena salud a través de una correcta alimentación es más fácil de lo que crees, sobre todo si cuentas con los profesionales adecuados. Conoce el modelo de restauración sostenible de Sodexo Ingreen y ofrece a tus empleados comidas nutritivas, variadas y deliciosas todos los días.

Otros enlaces de interés

Comer de forma saludable en la oficina es más fácil de los que parece. Te dejamos los tips que estás buscando aquí: Comer en la oficina: huyendo de malos hábitos nutricionales

Conoce otras formas de aumentar el bienestar de tus empleados y conseguir mayores índices de felicidad en tu empresa: Cómo incrementar la felicidad de los empleados en el trabajo

Volver al listado
Contacta con nosotros Intercambio abierto y otras acciones.